El trabajo en supermercados, un sector en auge

sector alimentacion trabajo

Los datos de crecimiento en el sector de la alimentación español y también a nivel mundial, son claros, es un sector que trimestre tras trimestre arroja unos muy buenos datos, y esto hace que cada vez se abran más supermercados e infraestructuras de logística que les proporcionan apoyo. Si bien no es un sector en el que se paguen grandes sueldos, si es un buen primer empleo para muchos o una forma de encontrar un trabajo seguro, gracias a estas buenas cifras del sector.

Un buen ejemplo de este crecimiento es el de Mercadona que sigue abriendo supermercados a un buen ritmo, también el caso de Consum, quienes prevén seguir creciendo durante todo el año y crear hasta 300 puestos de trabajo, o como Lidl quienes tienen previsto contratar a 400 personas que ocupen vacantes en marketing, ventas, finanzas o logística.

Mientras tanto se oyen noticias negativas de otros supermercados como Hipercor, del cual estos últimos meses solo se han escrito cosas negativas como la sanción recibida por la Inspección de Trabajo, en la cual se constató que sus jefes no habían sido informados de cual sería su horario. Pero también hay noticias más recientes como el caso de la deuda del Corte Inglés, que les obligaba a poner como aval Hipercor, Supercor, Opencor, Viajes El Corte Inglés y su sección de informática.

Pero no todo son buenas noticias y no es bueno quedarse únicamente con estos datos de crecimiento y bonanza, ya que son muchos los trabajadores que se quejan de jornadas de trabajo maratonianas en las que no se les pagan las horas extras y se les obliga a hacer todo tipo de trabajos para los que en un principio no habían sido contratados. Por lo que a parte de esos datos Macro, también debemos pararnos a pensar en la situación de los empleados de este sector, cuyos derechos son muchas veces vulnerados gracias a la debilidad de su posición, frente a la todopoderosa patronal.

Visto en:
http://www.trabajoahora.es/trabajar-en-supermercados/

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/6423499/01/15/El-Corte-Ingles-avalo-su-refinanciacion-con-Hipercor-y-la-agencia-de-viajes.html

Corte de Mujeres contra la Explotación Capitalista Patriarcal

La Corte de Mujeres reveló que las raíces de la explotación no terminan con lograr reivindicaciones básicas en torno a sus derechos laborales, sino que son alimentadas por el capitalismo patriarcal que predomina en las sociedades actuales.

AUDIOS
1- Edelberta Gómez de la CST-JBE. Nicaragua
2- Selfa Sandoval. SITRABI y COLSIBA. Guatemala
3- Alba Pedrol. SUTRAP y CONUSI. Panamá
4- Clara Gómez. Campaña Comercio con Justicia. Mis derechos NO se negocian. Colombia

En el III Foro Social de las Américas se realizó la Corte de Mujeres contra la Explotación Capitalista Patriarcal. La actividad fue convocada por la Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral, de Centroamérica; el Grupo GALFISA, del Instituto de Filosofía de Cuba; y la Campaña Comercio con Justicia: Mis Derechos no se Negocian, de Colombia. Se realizó el viernes 10 de octubre en Guatemala.

En la Corte se conocieron los testimonios de diez mujeres trabajadoras de los países centroamericanos y de Colombia, todas integrantes de diversas organizaciones sindicales y de mujeres. Ellas denunciaron las condiciones precarias de su trabajo y de muchas otras mujeres en los sectores formales e informales, y las principales violaciones a sus derechos humanos laborales cometidas por las empresas en complicidad con los Estados.

En este espacio, las trabajadoras y luchadoras revelaron las estrategias que se usan en los centros de trabajo para despojarlas de sus derechos laborales básicos, y las tendencias en la sociedad, que las relegan a los salarios más bajos, con mayores cuotas de trabajo y dobles y triples jornadas laborales que no son reconocidas.

Asimismo, en los testimonios se denunciaron las diversas formas de discriminación y persecución que enfrentan al participar en las organizaciones laborales, entre estas se destacan la persecución sindical por parte del Estado y grupos empresariales, y la desvalorización de su papel en las estructuras de las organizaciones sindicales por ser estas un espacio tradicionalmente masculino y machista. Continue reading

Maquila: ¿trabajo o esclavitud moderna?

La maquila en la región centroamericana tiene rostro de mujer y por lo tanto, comparten las vicisitudes que implica la discriminación por género, el doble rol como jefas de hogar y trabajadoras -la mayoría son madres solteras- y la violación de sus derechos laborales al interior de las Zonas Francas.

maquiladoras
La Concertación Regional de Organizaciones Sindicales y de Mujeres en Defensa de los Derechos de las Trabajadoras de Maquila (CROSMUDETM), realizó el foro “Situación de la Maquila Centroamericana y Libre Comercio”, con el fin de analizar y compartir experiencias en la organización sindical y sus perspectivas en la región centroamericana.

Mercedes Maldonado de Honduras, Dolores Roblero de Nicaragua y Roxana Alvarado de El Salvador, comparten las realidades dramáticas de este sector: los salarios bajos, la falta de atención médica, ausencia de prestaciones sociales y la inseguridad laboral.

Junto a sus compañeros y compañeras, trabajan por el fortalecimiento del movimiento sindical en el sector productivo de las maquilas, un tema espinoso y árido para la patronal y gobiernos de la región.

Organizadas en la Federación Independiente de Trabajadores de Honduras, (FITH); la Confederación Sindical de Trabajadores de Nicaragua “José Benito Escobar”; la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (FEASIES), y Mujeres Transformando, buscan provocar un cambio en el panorama de la libertad sindical y el respeto a los contratos colectivos de trabajo.

Nicaragua : inseguridad laboral

De la inseguridad laboral habló Dolores Roblero, quien denunció la falta de reconocimiento de pensiones al término de la vida productiva de los y las trabajadoras de maquila y la inexistente atención sanitaria.

“Si no tenés las 750 semanas trabajadas y llegaste a los 60 años, perdiste todo… y no podés reclamar nada absolutamente. Y es por eso que ahora, ellos (los patronos), te despiden y no lográs sumar este tiempo, te botan también.

Si no produces las mil piezas diarias que quieren… hay gente que por el cansancio sólo logra dar 700, te botan… te quedas en la calle y ya”.

Según investigaciones de las federaciones sindicales, la población centroamericana es aproximadamente de 34 millones de ciudadano(a)s, y de los casi 21 millones de personas que se encuentran en edad económicamente activa, sólo hay 12 millones de personas trabajando (8 millones de hombres y 4 millones de mujeres), con salarios promedios de $133.00 dólares a extremos de $50.00

Dolores agregó que existe un contraste abismal entre el costo de un “saco para hombre” y el salario que reciben los operarios y operarias de confección.

“Nos pagan a 0.40 centavos de dólar la hora, para confeccionar un saco que valdrá $180.00 dólares, en el mercado y el costo del saco para el empresario sólo fue de $8.00 dólares. Tenemos una mano de obra terriblemente barata… esto lo investigamos nosotros como sindicato, no somos analfabetos sobre la producción”, dijo.

Honduras: Contrato Colectivo Irrespetado

“Tras una lucha de tres años por fortalecer nuestro sindicato, frente a la oposición de la patronal, logramos la negociación de un contrato colectivo que no ha sido respetado por la patronal” explicó Mercedes Maldonado, señalando un ministerio de trabajo, hondureño, indiferente, y una patronal anti sindicalista.

Maldonado aclaró que los incumplimientos del contrato colectivo por parte de la patronal se dieron en las áreas del aumento del 4% del salario mínimo; la cuota sindical y el cese de la represión a los miembros del sindicato.

“Nos pagan de 20 a 18 lempiras la hora de trabajo, son 18 lempiras por un dólar, y al final del año le pagamos Renta al fisco de 90 lempiras al año, por eso la gente, hasta en la dieta de su embarazo, se incorpora a trabajar y sin pensiones” agregó.

El Salvador : Trabajo Esclavista

Para Roxana Alvarado, miembro del Sindicato de las empresas CHARTER, que confecciona ropa para la marca GAP, distribuida en exclusivos almacenes, afirmó que el trabajo en la zona franca llega a proporciones “esclavistas o de encarcelamiento”.

Informó que pese a la exigencia en el cumplimiento de libertad sindical, trato digno de trabajadores y un ambiente de trabajo digno, los empresarios de maquilas, violan sistemáticamente las especificaciones laborales.

“Ya los hemos denunciado porque ellos siguen pidiendo el examen de gravidez en las mujeres, cuando eso es motivo de discriminación y despiden a los trabajadores que intentan sindicalizarse”.

Asimismo, denunció prácticas contra la dignidad de las y los trabajadores, que sufren arbitrariedades de contratantes coreanos y chinos, sin que exista un control sobre este tipo de acciones.

“Sabemos que en Hoon´s Apparel se castiga a las trabajadoras sacándolas a barrer la calle principal de la zona franca, en horas del mediodía; en otra empresa no dejan salir a sus trabajadoras en la hora de descanso… o comen la comida fría o consumen de la comida que los mismos dueños venden… esto viola la integridad de todos y todas”.

Fuente: www.diariocolatino.com

La voz de las mujeres: imprescindible e innegociable

Acuerdo de Asociación CAN-UE
La campaña Comercio con Justicia: mis derechos no se negocian, lanzada en Bogotá en marzo de 2004, vincula actualmente a 36 organizaciones nacionales y regionales de derechos humanos, de mujeres, sindicales y de desarrollo.

La campaña Comercio con Justicia: mis derechos no se negocian, busca asegurar el protagonismo de las mujeres y sus organizaciones en las acciones políticas y de movilización respecto a los acuerdos comerciales de manera que sean incluidas sus agendas, necesidades, intereses y derechos. La campaña ha documentado cómo la disminución de las garantías y derechos laborales que usan países como Colombia para estimular el empleo, atraer la inversión extranjera y competir en los mercados internacionales, tiene efectos desproporcionados para las mujeres quienes deben trabajar más por menos ingresos, agravando así las condiciones de discriminación y pobreza.

El Acuerdo de Asociación de la CAN-UE, encuentra avanzado ya un piso de negociación en el TLC Colombia-Estados Unidos y Perú-Estados Unidos.

El documento de evaluación conjunta, que se ha dicho es fundamento del proceso, es una descripción detallada del funcionamiento de la CAN. No se abordan allí los intereses comerciales ni políticos de la CAN en el mercado de la UE, o las ofertas que puede hacer la Unión Europea para el desarrollo de la CAN o sus países, ni las asimetrías institucionales entre los dos bloques. Es una mirada unilateral hacia la CAN que concluye en que puede ser de utilidad para la Unión Europea. El análisis del flujo comercial entre los dos bloque evidencia que el énfasis de este acuerdo no será el comercio de bienes. El punto de interés de la Unión Europea está en garantizar la apertura del mercado andino para sus la inversiones y por lo tanto, los temas de interés son servicios, compras del estado y propiedad intelectual.

Continue reading

Demandan flexibilidad laboral para impulsar el empleo con protección social

flexibilidad laboral en Guatemala
Guatemala tiene al 71% de su población activa ocupada en trabajos informales, sin la posibilidad de acceder a ninguna protección social. Es ante esta situación cuando vemos como el Gobierno junto al sector empresarial, se juntan para proponer leyes que impulsen la inversión y el empleo, los salarios diferenciados, la regulación del trabajo por horas, o la flexibilidad laboral que permita abaratar el despido y en general disminuir los derechos del trabajador.

Estas medidas en su mayoría significan un perjuicio para los trabajadores y por otra parte han cosechado pocos éxitos en países de su entorno, como por ejemplo Honduras, donde se estableció el salario diferenciado en 2007 y no ha significado una mejora para los trabajadores, si no más bien una medida para maquillar la situción.

La realidad del mercado laboral en Guatemala es a la que enfrenta a 200 mil jóvenes cada año, que esperan conseguir un puesto de trabajo formal, pero de los cuales, tan solo 35 mil lo logran.

Cumplimiento de las leyes, cambios, y opiniones críticas

Sergio Paixao, representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indicó que también para él la formalización del empleo es la única salida. Pero que en todo caso debe acompañarse de mejoras para el sector de los trabajadores, ofreciéndoles protección social, formación continuada, y seguridad social para la edad laboral y para su jubilación.

La opinión crítica respecto a estas propuestas del Gobierno y sector privado, venían de la mano de Jorge Briz, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF). Quien afirmaba que antes de emprender este tipo de reformas se debe perseguir a la corrupción que asola el país, o la inseguridad que impide desarrollarse, crecer y crear riqueza. Hizo hincapié también en las dificultades que se encuentran los ciudadanos cuando acuden a la administración para formalizar su actividad, lo que provoca que muchos de ellos desistan.

Por su parte el presidente de la Cámara del Agroalimentaria, Nils Leporowsky, decía apoyar los cambios que establecerían el salario diferenciado y la flexibilidad laboral, pero una vez el país se encuentre en la situación de estar cumpliendo las leyes y convenios nacionales, además de las internacionales.

Foto cuc.org.gt